Ultrasonidos músculo esquelético

Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. El ultrasonido es seguro, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante.

Este procedimiento ayuda a diagnosticar:

  • Desgarros de tendones o tendinitis del manguito rotatorio del hombro, del tendón de Aquiles en el tobillo y de otros tendones en todo el cuerpo.
  • Desgarros, masas o acumulación de líquidos en de los músculos.
  • Esguinces o desgarros de ligamentos.
  • Inflamación o líquido (efusiones) dentro de las articulaciones.
  • Evaliación de quistes articulares (ganglión).
  • Hernias
  • Cuerpos extraños en los tejidos blandos (como astillas o vidrio).
  • Dislocaciones de las caderas en niños pequeños.
  • Líquido en las caderas de los niños cuando existe dolor.
  • Anormalidades en los músculos del cuello en niños pequeños con tortícolis (torcedura de cuello).
  • Masas de tejido blando en niños.