BIOPSIAS POR TOMOSÍNTESIS

MAYOR PRECISIÓN

La tomosíntesis de seno es una forma avanzada de mamografía, un tipo específico de toma de imágenes del seno que utiliza dosis bajas de rayos X para detectar el cáncer en forma temprana, cuando el cáncer es más tratable.

En estos casos la biopsia guiada por tomosíntesis es la mejor solución. Se trata de un dispositivo que se acopla fácilmente al mamógrafo y a cualquier tipo de aguja asistida por vacío, que permite, con la ayuda de una silla anatómica, el abordaje con la mujer en sedestación o en decúbito lateral. De un modo sencillo se selecciona de manera precisa la imagen con la lesión diana. El programa calcula de manera inmediata las tres coordenadas y las muestra en una pantalla junto a más información (distancia de seguridad con respecto al detector, etc.). Una vez transmitida la información al dispositivo de biopsia, este permite el desplazamiento oblicuo de la aguja hasta el punto diana. Gracias a la variabilidad del abordaje y a la gran precisión que se consigue, este método puede ser también de ayuda en lesiones de difícil acceso con la mesa de estereotaxia en prono. Las biopsias guiadas con tomosíntesis son más rápidas que las realizadas en la mesa prono. Esta ventaja es básicamente consecuencia del tiempo de localización, ya que el tiempo de biopsia apenas varía entre ambas técnicas. Con respecto a las biopsias asistidas por vacío con estereotaxia o ecografía, no varía significativamente el número de complicaciones durante el procedimiento. Sí que existe un mayor número de reacciones vagales en el caso de las biopsias en sedestación, que se resuelven en la mayoría de casos con maniobras posturales.